El edificio más sostenible de España y uno de los 20 más sostenibles del mundo está en Galicia

Share

El Centro de Innovación Norvento Enerxía (Clne de Norvento), actual sede de la empresa gallega de promoción, construcción y explotación de plantas energéticas de origen renovable Norvento, ha obtenido el Premio de Arquitectura y Rehabilitación de la Comunidad Autónoma de Galicia, que otorga la Xunta, en la categoría de Premio Especial a la Sostenibilidad.

Estos galardones pretenden impulsar la excelencia de la arquitectura y la rehabilitación reconociendo la calidad de las edificaciones. El Premio Especial de Sostenibilidad busca destacar “la implementación de una arquitectura responsable y comprometida con el medio ambiente, los recursos y la generaciones futuras en consonancia con los programas europeos y el Horizonte Europa 2020”, ha explicado la compañía en un comunicado.

El presidente y fundador de Norvento, Pablo Fernández Castro, se ha mostrado “orgulloso de este reconocimiento”. “Nuestra intención con este proyecto era aunar sostenibilidad y tecnología de vanguardia, este galardón reconoce el esfuerzo de varios años por alcanzar esa meta”.

Además, de la autonomía y eficiencia energética del edificio, en su construcción se han utilizado materiales sostenibles y locales para integrarlo en el entorno y minimizar su impacto ambiental. Estos criterios han sido muy valorados por la Xunta de Galicia a la hora de otorgarle el Premio Especial a la Sostenibilidad.

El Clne de Norvento, ubicado en el parque empresarial As Gándaras de Lugo, ha sido concebido desde su fase inicial para ser un edificio de energía cero, orientado a promover un nuevo modelo energético más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

El arquitecto navarro Patxi Mangado ha sido el responsable del diseño arquitectónico del Clne de Norvento, un proyecto que ha requerido más de 6 años de trabajo desde su diseño hasta su construcción, y al que Norvento ha destinado una inversión total de 12 millones de euros.

Las instalaciones incluyen un laboratorio para experimentación con tecnologías renovables y abastecen la totalidad de sus necesidades energéticas – tanto de electricidad como de climatización- a través de diferentes fuentes renovables presentes in situ, lo que permite al edificio funcionar de manera autónoma desconectado por completo de la red eléctrica y de gas.

La autosuficiencia del edificio se consigue, en parte, gracias a la integración de baterías. La microrred eléctrica que abastece a la edificación combina energía eólica, fotovoltaica, y un grupo de cogeneración que emplea aceite vegetal reciclado. De media, el 60 % de la energía procede del sol, el 35 % del viento, y el 5 % del aceite vegetal.

A todo ello hay que añadir el uso de iluminación natural, la reutilización de aguas grises, la recogida de agua de lluvia y la construcción con materiales Eco ‘locales’, en este caso madera de eucalipto gallego. Estas cualidades hacen que el Clne de Norvento haya obtenido la certificación BREEAM en grado excepcional, diversos premios de arquitectura y numerosas menciones en prestigiosas revistas. Está considerado como el edificio más sostenible de España y uno de los 20 más sostenibles del mundo.