Balsa modular sumergible para energía fotovoltaica flotante

Share

Waterschap Rivierenland, la autoridad de aguas de las provincias neerlandesas de Zuid-Holland, Gelderland, Noord-Brabant y Utrecht, coordina un proyecto de investigación destinado a desarrollar una balsa modular sumergible para sistemas fotovoltaicos flotantes para zonas de aguas interiores.

Bautizado como Hide and Shine Floating Solar (HAS FPV), el sistema se considera especialmente adecuado para los países en los que son frecuentes los huracanes y tifones o en los que se dan otras condiciones meteorológicas adversas. El diseño del sistema consiste en un montaje inteligente de los componentes existentes en el mercado.

«Una solución de inmersión es quizá un poco más cara de construir, pero también puede suponer un menor coste de los seguros contra las inclemencias del tiempo, del anclaje y de la construcción, a la vez que proporciona una mayor vida útil», dijo el coordinador de la investigación, Johan Bakker, a la pv magazine. «El sistema modular está siendo construido actualmente por un grupo de empresas holandesas que incluyen a Easyfix Solar, EQAenergy y Aveco de Bondt, entre otras».

El sistema HAS FPV está diseñado con diferentes boyas. La primera balsa a escala real está hecha de polímero de polietileno de alta densidad (HDPE) y de aluminio y fibras Easyfix. «Con poco bombeo de agua, la balsa aumentará de peso y se sumergirá y saldrá a la superficie cambiando el lastre», explicó Bakker. «Durante el tiempo de inmersión, los módulos solares se apagan».

Un esquema de los flotadores sumergibles.
Imagen: Waterschap Rivierenland

Aseguran que el sistema ofrece ventajas para una menor resistencia al viento y para situaciones de secado. «Nuestro sistema está dirigido esencialmente a minimizar los daños causados por las tormentas durante una vida útil de 20 años y a aligerar la construcción y hacerla apta para las fibras biológicas y los módulos ligeros», prosigue Bakker, quien señala que los paneles impermeables convencionales con una caja IP68 pueden utilizarse fácilmente. «También hemos probado a sumergir módulos bifaciales de vidrio y hemos preparado cajas de conexión especiales durante varios meses».

Los módulos pueden sumergirse total o parcialmente, en función de las condiciones meteorológicas, y en caso de fuerte tormenta los paneles pueden sumergirse hasta dos metros bajo la superficie.

El consorcio tiene previsto desplegar el primer proyecto piloto, con 50 módulos solares, en un embalse de Weurt, cerca de la ciudad de Nimega, en la provincia neerlandesa de Gelderland, dentro de unas semanas. «El objetivo de este piloto es investigar [y] desarrollar el sistema para el equilibrio, la flotación y el comportamiento de control, en diferentes circunstancias meteorológicas, especialmente en condiciones de tormenta», subrayó Bakker.

En 2018, Waterschap Rivierenland unió fuerzas con las empresas holandesas Blue21 y Hakkers NV, y con la unidad de Materiales y Dispositivos Fotovoltaicos (PVMD) de la Universidad Tecnológica de Delft (TU Delft), en Holanda, para desarrollar una nueva tecnología fotovoltaica flotante apodada Innozowa. El primer proyecto piloto de esta tecnología se llevó a cabo también en el embalse de Weurt.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.