¿Decae el apetito por los bonos verdes?

Share

La emisión de bonos verdes a 20 años de ayer logró captar 1.002 millones de euros y registró una demanda de 1.412 miles de millones (1,4 veces el volumen que se colocó) a un interés del 1,49%.

En septiembre, en un escenario de crisis que aún nadie podía ni imaginar, el Tesoro lanzó la primera emisión de bonos verdes. En esa ocasión captó 5.000 millones de euros a un interés del 1% y recibió un volumen de peticiones que superaba los 60.000 millones de euros, es decir, 12 veces mayor.  El Tesoro Público calificó esta emisión como un “éxito”.

El Ministerio de Economía y Hacienda en una nota de prensa asegura que se mantiene el fuerte interés por la financiación de la transición ecológica en España y el Tesoro Público califica nuevamente de “éxito” la reapertura del bono verde soberano español.

Fuentes del Ministerio de Economía subrayan a pv magazine que el interés demostrado habla de la «confianza total de los inversores» y «sobre todo pone de manifiesto la necesidad de invertir hoy más que nunca en energías renovables».

Sin embargo, la enorme diferencia registrada entre la demanda de los bonos y el interés exigido por los inversores en ambas emisiones podría evidenciar una pérdida de apetito por estas inversiones, prueba que la guerra en Ucrania podría estar tensionado también este mercado.

El objetivo de esta emisión, indican, es “continuar con esta estrategia hasta alcanzar un volumen en circulación del bono verde similar al de otras referencias líquidas de la curva, en el entorno de los 15.000-20.000 millones de euros”.

Con esta subasta, el Tesoro ha adjudicado ya 5.619 millones de euros y se alcanza una ejecución del 30,4% del programa de financiación a medio y largo plazo en apenas dos meses.

Los fondos obtenidos se dedicarán a impulsar el transporte limpio, sobre todo por ferrocarril; a financiar proyectos para la gestión sostenible del agua, a inversiones para la protección de la biodiversidad. También se destinará parte de estos fondos a la adaptación al cambio climático, energías renovables, prevención y control de la contaminación y de la economía circular, y energía eficiente.

España es el tercer país de Europa en emisiones de deuda verde, por detrás de Alemania y Francia, según la AFME (Association for Financial Markets in Europe) y la Climate Bonds Initiative (CBI).

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.