Los precios de los módulos, altos hasta 2023, no impedirán alcanzar los 200 GW en 2022, según IHS Markit

Share

 

La consultora de mercado con sede en el Reino Unido IHS Markit espera que los actuales problemas de la cadena de suministro en la industria fotovoltaica mantengan los precios de los módulos solares altos hasta, al menos, 2023.

«Los costos reanudarán su tendencia a la baja a partir de 2023 una vez que la capacidad de polisilicio se nivele con otros nodos de la cadena de suministro de módulos y las restricciones de energía se alivien en China para otros materiales clave de los módulos como los polímeros y el vidrio solar», dijo la compñaía en un comunicado. «El aumento de la eficiencia de los módulos previsto en las hojas de ruta de la tecnología de módulos, es decir, las células de contacto pasivo (TOPCon) o la heterounión (HJT), también contribuirá a reducir los costes de producción ($/W) a partir de 2023».

A pesar de este difícil entorno de costes, se prevé que las instalaciones mundiales de energía solar fotovoltaica aumenten alrededor de un 20% en 2022 para alcanzar por primera vez una capacidad anual récord de más de 200 GW.

Según IHS Markit, los costes de los sistemas fotovoltaicos aumentaron un 4% interanual en todo el mundo, lo que solo está teniendo un impacto significativo en el segmento de las grandes plantas, con muchos proyectos detenidos o retrasados en todo el planeta. Prevé que los elevados costes actuales de los fletes y los retrasos en los envíos continuarán hasta bien entrado el año 2022, lo que repercutirá especialmente en la economía de los proyectos internacionales.

«Hay un gran interés en los mercados mundiales por invertir y desarrollar instalaciones solares, pero la cadena de suministro no está preparada para satisfacer este nivel de demanda y necesita tiempo para ajustarse», dijo la analista de IHS Markit, Edurne Zoco. Lo hemos visto claramente en el mercado del polisilicio, que seguirá siendo un cuello de botella para el crecimiento de la energía solar fotovoltaica en 2022, hasta que la nueva capacidad planificada se incremente a partir de 2023″.

El panorama de la generación solar distribuida, por el contrario, parece más brillante, ya que actualmente se están desplegando grandes volúmenes como respuesta a la subida vertiginosa de los precios de la electricidad en grandes economías como China, la India, Estados Unidos y Europa. «El fuerte crecimiento de la generación distribuida, es decir, del sector residencial, comercial e industrial (C&I), ha sido uno de los éxitos de la energía solar fotovoltaica en 2021, impulsado por la crisis de los combustibles y el aumento de los precios de la electricidad, especialmente en los mercados de Europa», afirma la directora de investigación de IHS Markit, Josefin Berg.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.