Primeros 150 millones de dólares de financiación para instalar 10 GW al sur del Sahara

Share

 

El Banco Africano de Desarrollo (ADB) ha recibido 150 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el Clima (GCF), un organismo de las Naciones Unidas que ayuda a los países en desarrollo a adaptarse o mitigar el cambio climático. La financiación se concretó en una reunión de la junta directiva del GCF celebrada la semana pasada.

La financiación se destinará a la iniciativa Desert to Power, un proyecto dirigido por el ADB que pretende construir 10 GW de capacidad fotovoltaica en varios países de la región africana del Sahel, proporcionando electricidad conectada a la red a 160 millones de personas, y energía sin conexión a la red a otros 90 millones.

El Sahel es una región semiárida que separa el desierto del Sahara al norte de la sabana al sur. Mientras que la iniciativa del ADB apoya a los 11 países de la región, esta ronda de financiación del GCF se destinará principalmente a proyectos en el G5 Sahel, una cooperación liderada por Francia entre Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania y Níger.

 

Una inyección de energía

«El Fondo Desert to Power G5 Sahel es un importante impulso para la iniciativa Desert to Power», dijo el vicepresidente del BAD, Kevin Kariuki. «Estimulará las inversiones del sector privado en el desarrollo de la capacidad de generación solar en los países del G5 Sahel. Esto brindará la oportunidad de hacer realidad la visión del Banco Africano de Desarrollo de la iniciativa Desert to Power como parte integral de la solución para abordar el cambio climático en el Sahel. El momento de la aprobación también es perfecto, ya que llega justo antes de la COP26».

Se espera que el proyecto movilice casi 1.000 millones de dólares a lo largo de un periodo de siete años, con proyectos divididos en tres categorías: mejora de la red y almacenamiento, para permitir la captación de energía solar; financiación para que los productores independientes de energía construyan nuevas plantas solares; y asistencia técnica para apoyar la creación de entornos estables para la inversión.

«Estamos orgullosos de formar parte de este innovador proyecto con nuestros socios del Banco Africano de Desarrollo», dijo el Director Ejecutivo Adjunto del GCF, Javier Manzanares. «El Desert to Power G5 Sahel Facility tiene el potencial de marcar una enorme diferencia en la vida de las personas en todo el Sahel aprovechando el inmenso potencial de la energía solar, generando electricidad más barata, fiable y de bajas emisiones. La financiación catalizadora del GCF, junto con la del Banco Africano de Desarrollo y el sector privado, movilizará en conjunto casi mil millones de dólares para este proyecto verdaderamente transformador.»

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.