Arena y viento para limpiar los módulos solares en Marte

Share

Insight es un módulo de aterrizaje robótico diseñado por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA) y enviado a Marte en 2018 para estudiar el interior profundo del planeta rojo. Desde que comenzó a funcionar, a unos 344 millones de kilómetros de la Tierra, el módulo de aterrizaje ha acumulado polvo en muchas de sus partes, incluido el conjunto fotovoltaico que es crucial para repostar sus baterías y mantener la máquina en funcionamiento.

Aunque los paneles están diseñados para proporcionar suficiente energía durante un año completo en Marte, incluso con una importante acumulación de polvo, la NASA está planeando actualmente hibernar el módulo de aterrizaje durante el invierno marciano y apagar los instrumentos científicos para mantener su electrónica caliente.

Simultáneamente, la agencia también ha comenzado a limpiar los paneles del conjunto con una especie de técnica artesanal que, de alguna manera, está dando resultados interesantes. El 22 de mayo, que corresponde al 884º día marciano de la misión, el brazo robótico del módulo de aterrizaje dejó caer arena cerca de uno de los paneles solares, ayudando a que el viento se llevara parte del polvo del panel. Los granos de arena golpeaban el polvo de los paneles saltando de la superficie del panel solar y saltando a través del aire en el viento, siendo los granos más grandes capaces de arrastrar las partículas de polvo más pequeñas en el viento.

«Con vientos que soplan hacia el noroeste a un máximo de 6 metros por segundo, el goteo de arena coincidió con un aumento instantáneo de la potencia total de la nave», explicó la agencia. Esta operación se llevó a cabo a mediodía, hora de Marte, que es el momento más ventoso del día en el planeta, y supuso una ganancia de unos 30 vatios-hora de energía por «sol», o día marciano. «El aumento de energía debería retrasar el apagado de los instrumentos unas semanas, ganando un tiempo precioso para recoger datos científicos adicionales», dijo la NASA en un comunicado, señalando que el sábado 5 de junio también se hizo un segundo intento de limpiar los paneles.

A pesar del éxito de la operación, la agencia dijo que no se sabe con certeza cuánto rendimiento adicional proporcionará la limpieza, aunque dio un margen útil adicional a las reservas de energía de Insight. Al final del verano en el hemisferio norte terrestre, que se corresponde con el del invierno marciano, los paneles solares deberían poder recoger más luz solar y volver a encender los instrumentos del módulo de aterrizaje.

Un intento anterior, sin éxito, de eliminar el polvo de los módulos se realizó casi un año antes pulsando el motor que abre y cierra el conjunto solar. Desde el principio se excluyó el uso de cepillos o ventiladores para eliminar el polvo, ya que habrían añadido peso y posibles puntos de fallo.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.