Ucrania, tras los (malos) pasos de España

Share

El Ministerio de Energía y Protección del Medio Ambiente de Ucrania está considerando la posibilidad de reducir drásticamente las tarifas de alimentación (FIT) de las grandes plantas fotovoltaicas existentes en un 15-25%, según ha informado a pv magazine la Asociación Ucraniana de Energía Renovable (UARE).

Según dicha asociación, el Viceministro de Energía y Protección Ambiental de Ucrania, Konstantyn Chyzhyk, hizo un anuncio en ese sentido durante el evento del Foro Ucraniano de la Energía.

Los recortes del FIT que se están considerando obligarían a las plantas solares con una capacidad de generación de hasta 10 MW a asumir una reducción del 15% en los pagos, con la cifra que se eleva a un 20% de recorte para los proyectos de 10 a 50 MW y un 25% para las instalaciones más grandes. Según se informa, Chyzhyk ofreció suavizar el golpe para los promotores ampliando el plazo de los contratos de diez años afectados en cinco años.

El programa FIT que expiró a finales del año pasado, pagó a los proyectos fotovoltaicos a gran escala, montados en tierra, 0,1502 euros/kWh durante un período de 10 años.

“Voluntario”

Un método alternativo para reducir el costo de subvencionar la energía solar ucraniana sería que los promotores de proyectos fotovoltaicos de todos los tamaños aceptaran una reducción «voluntaria» del 12,5% de los fondos fiduciarios. La agencia de prensa rusa Interfax informó que Chyzhyk dijo en el foro de energía el jueves: «La lógica de esta opción es que tal reducción es mucho menor que una disminución combinada con la ampliación del plazo de pago. O se aprueba la reestructuración, extendiendo el plazo de pago pero al mismo tiempo se reduce la tarifa de alimentación en un porcentaje mayor, o no se extiende el plazo de pago, pero al mismo tiempo se toma una reducción de tarifa ligeramente menor».

Dado que Ucrania actualmente ahorra a los desarrolladores de energía solar los costos del desequilibrio –la obligación de compensar financieramente a la red por el exceso o la falta de producción de sus activos de generación– el jefe de la oficina del Consejo Nacional de Inversiones supuestamente advirtió que los propietarios de proyectos que no acepten recortes voluntarios se enfrentarán a la introducción de esos pagos este año. Sin embargo, Chyzhyk habría sugerido que los promotores que acepten no tendrán que pagar esos costos hasta 2022.

También se habría afirmado que el recorte retroactivo en las FIT para las instalaciones de energía eólica sería del 10% combinado con extensiones de contrato de pago de cinco años.

Confianza de los inversores

El lobby de renovables de la UARE dijo que las propuestas iban forntalmente en contra de los planes anunciados por el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky para atraer inversiones en renovables.

«Si la propuesta del ministerio se lleva a cabo, el país perderá la confianza de los inversores y el plan de atraer 50.000 millones de dólares de inversiones dentro de los próximos cinco años fracasará», declaró.

La asociación añadió que el gobierno ha mantenido conversaciones con la industria de las energías renovables desde octubre, mientras intenta reducir un déficit financiero en el Comprador Garantizado, un organismo estatal que debe comprar toda la energía renovable generada en Ucrania.

«Desde octubre se han celebrado muchas reuniones de grupos de trabajo en las que los inversores han ofrecido cambios que pueden ser aceptables para ellos», dijo la UARE. «Lamentablemente, las ofertas presentadas por el Ministerio de Energía y Protección del Medio Ambiente de Ucrania el jueves son muy diferentes de las que los inversores pueden acordar. Los cambios propuestos no son aceptables para los productores de electricidad a partir de fuentes de energía renovable, ya que conducirán a la falta de inversión.»

Contraoferta

La asociación añadió que ya hay retrasos en los pagos de energía renovable que afectan negativamente al mercado y al sentimiento de los inversores.

La UARE dijo que sus miembros habían propuesto un recorte del 10% del FIT para las instalaciones de energía limpia con una capacidad de generación de hasta 10 MW y del 15% para los proyectos más grandes, si la reducción solo se aplica a las instalaciones en funcionamiento desde el comienzo de 2017 hasta el final del año pasado. A cambio, los promotores solicitaron extensiones de contrato hasta finales de 2034.

El organismo comercial pidió que los pequeños proyectos solares –con una capacidad inferior a 1 MW– fueran eximidos junto con todas las instalaciones que entraron en funcionamiento antes del 11 de junio de 2017, cuando entró en vigor una ley sobre el mercado de la electricidad. En el caso de que el gobierno planee ofrecer un recorte voluntario del FIT, la UARE sugirió que los promotores que no acepten esas reducciones de pago podrían pagar los costos del desequilibrio a partir del próximo año. Los promotores que aceptasen tal regresión, podrían pagar solo el 10% de tales costos a partir del próximo año, y el porcentaje aumentaría un 10% anual hasta llegar al 100% en 2030.

Ucrania tenía 1,3 GW de capacidad fotovoltaica instalada a finales de 2018, según las estadísticas de la Agencia Internacional de Energías Renovables. Entre los grandes proyectos que se pusieron en marcha el año pasado se encuentra una planta solar de 240 MW y también se desplegaron otros 240 MW de energía fotovoltaica de medición neta sobre cubierta, lo que implica que la nación contaría actualmente con, al menos, 1,8 GW de capacidad solar.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.