La columna de UNEF: La transición energética y justa, entre las prioridades para la Unión Europea

Share

Con un discurso medioambiental que se presenta más ambicioso que el actual, Úrsula von der Leyen ha anunciado su intención de proponer, dentro en sus primeros 100 días en el cargo, un Pacto Verde Europeo. Un Pacto Verde Europeo que tenga como objetivo la neutralidad climática del continente en 2050. Porque si bien estamos en posición de cumplir los Acuerdos de París y los objetivos de 2030, afirma, es necesario ir más allá y más rápido. Propone, entre otros, incrementar el objetivo actual de reducción de emisiones para el 2030 hasta el 55% (ahora es del 50%), así como publicar la primera Ley Europea sobre el Clima.

Von der Leyen abordó como uno de sus puntos principales la importancia de que la transición ecológica sea una transición justa para todos. Contar con una Unión Europea ambiciosa, pero que no deje a nadie de lado. Con este fin, anunció que creará nuevas herramientas, como un Fondo de Transición Justa y un Pacto Europeo por el Clima, que se sumarán al papel clave que juegan en la actualidad los Fondos de Cohesión.

Concretamente en España contribuye a la transición justa la importante creación de empleo que se está dando gracias a la reactivación del sector fotovoltaico. El sector está demandando personal cualificado para la instalación, mantenimiento y promoción de plantas, así como perfiles más técnicos como ingeniero de proyecto y director de proyectos. En este contexto marcado por nuevas oportunidades de empleo, tanto la administración como las asociaciones y empresas del sector están ampliando su oferta de cursos de formación para que el sector tenga el suficiente personal cualificado para acompañar su crecimiento. En muchos casos, y para grandes plantas, coincide que estas nuevas contrataciones se dan en comunidades autónomas donde el desempleo es más acuciante, como Andalucía y Extremadura. Varios medios se han hecho eco de cómo pueblos enteros están beneficiándose de la instalación de una planta fotovoltaica.

Respecto al Pacto Europeo por el Clima, con el que la Presidenta quiere hacer partícipes a las comunidades locales, la sociedad civil, las industrias o las escuelas, las ciudades juegan un papel esencial que habrá que trabajar con especial atención. Y es en las ciudades, donde se consume el 75% de la energía y se genera el 80% de las emisiones globales, donde es de fundamental importancia apostar por el autoconsumo, la eficiencia energética y la movilidad sostenible. Para desarrollar cada una de estas áreas, es necesario que tanto el Ministerio como la CNMC hagan una profunda reflexión y análisis en torno a la actual composición de la tarifa eléctrica. Un alto componente fijo que no da una señal correcta al consumidor en España y no acompaña a la transición energética, sin entrar en que es una anomalía con respecto a la media en Europa.

Para acabar, en su discurso tampoco le faltó reflexionar sobre la necesidad de desarrollar una estrategia en torno a la biodiversidad, de la importancia de la preservación e inversión en las áreas rurales, de cómo la salud de todos los europeos guarda una estrecha relación con la salud de nuestro planeta, dé cómo tenemos que tener como ambición acabar totalmente con la polución o de su intención de proponer una Nuevo Plan de Economía Circular.

El mandato de Úrsula von der Leyer empieza el próximo 1 de noviembre. Sus 100 primeros días concluirán a principios de febrero, fecha en la que podremos ver cómo se materializa el que ha sido, con casi toda seguridad, el discurso más verde de un Presidente de la Comisión Europea.

María Colom, Directora de Política Energética, UNEF