Un proyecto de la Universidad de Oviedo sobre gestión energética con blockchain logra financiación de la Fundación Phoenix Contact para los próximos tres años

Share

Un proyecto sobre el desarrollo de plataformas de gestión energética con blockchain presentado por el Grupo LEMUR de la Universidad de Oviedo ha sido el único proyecto no alemán galardonado por la Fundación Phoenix Contact (con sede en Blomberg, Alemania), que financiará esta investigación durante los próximos tres años. La línea de investigación tiene que ver con el desarrollo de una plataforma que utilice tecnología blockchain y que permita desarrollar sistemas de comercialización de energía entre iguales (peer-to-peer energy trading). Básicamente, este sistema permitirá que compremos energía de nuestros vecinos o se la vendamos a ellos.

Estos sistemas permitirían el uso compartido de los recursos de generación y almacenamiento instalados en casa, como paneles solares o baterías, incrementando la eficiencia global del sistema, pero permitiendo una amortización más rápida de los recursos. Iniciativas como esta serán fundamentales para incrementar la penetración de las energías renovables y los vehículos eléctricos en las denominadas redes inteligentes.

La idea del proyecto ha sido desarrollada por el profesor Pablo Arboleya, director de la Cátedra Milla del Conocimiento Gijón Smart Cities, y el investigador postdoctoral Islam El-Sayed. En su desarrollo participará también la estudiante de doctorado Komal Khan. El proyecto ha sido impulsado por Adriano Mones, director de Desarrollo de Mercados Regionales en Phoenix Contact y recientemente nombrado presidente de AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica), que ha sido quien ha elevado la propuesta a la Fundación Phoenix Contact, permitiendo al grupo de investigación LEMUR competir con otras propuestas también presentadas a la convocatoria.

El apoyo constante de Adriano Mones durante la elaboración y presentación de la propuesta ha sido clave para la consecución de los fondos para esta investigación. Pablo Arboleya señala que “es muy inusual que las compañías apuesten por proyectos de investigación de medio/largo plazo y el hecho de contar con fondos que permitan desarrollar una investigación de forma estable y permitan la contratación de estudiantes de doctorado es todo un lujo. Desde mi punto de vista, el modelo de colaboración con la Universidad de la compañía Phoenix-Contact sería un modelo a seguir dado que permite desarrollar investigaciones de gran entidad sin unos plazos apremiantes”.

El proyecto se realizará físicamente utilizando la red de IoT (Internet of things) piloto existente en el Gijón Smart Cities Demo Lab, desarrollado por la Cátedra Milla del Conocimiento Gijón Smart Cities y será el primer proyecto de gran entidad que se aborde en el citado laboratorio desde su inauguración el año pasado.