Empresas españolas en LatAm: TSK

Share

La francesa Neoen ha anunciado este martes haber obtenido financiación para la planta Altiplano 200, un parque solar de 208 MWp que se está construyendo en la provincia de Salta, Argentina, a 4.000 metros de altitud, por lo que se beneficiará de unas de las mejores condiciones de radiación solar del mundo.

El parque solar, resultado de la fusión de los proyectos La Puna (107 MWp) y Altiplano (101 MWp) adjudicados a Neoen en las licitaciones RenovAr 1 y RenovAr 2, venderá la electricidad que genere al operador nacional de la red CAMMESA durante 20 años.

La central se construirá bajo un acuerdo llave en mano con Altiplano Solar GenSun TSK, un consorcio franco-español formado por GenSun y la española TSK.

Según anuncia Neoen en una nota de prensa, los seguidores, cables y equipos de alta tensión para la central serán suministrados por socios franceses, aunque en la central también se utilizarán componentes suministrados por fabricantes argentinos. Altiplano 200 representa una inversión total de 234 millones de dólares, sin incluir los costos de los préstamos. Su financiación ha sido bastante novedosa, y según Neoen, “se trata de una de las primeras centrales solares fotovoltaicas del mundo en las que se aplica de este tipo de financiación”: Se financiará mediante dos tramos de deuda sénior sin recurso: Proparco, DEG e ICCF aportarán el primer tramo, mientras que Société Générale y KfW aportarán el segundo. Este último tramo está cubierto hasta 95% por una póliza de crédito a la exportación otorgada por BPIAE.

Altiplano 200 cuenta también con una garantía de 76 millones de dólares estadounidenses aportada por el Banco Mundial.