España, Francia e Italia aspiran a superar los 45 GW

Share

La demanda de energía solar en todos los mercados energéticos de la UE creció un 60% hasta alcanzar los 10 GW el año pasado, según la evaluación anual del sistema eléctrico de la UE para 2018, realizada por los grupos Agora Energiewende, con sede en Alemania; y Sandbag, del Reino Unido.

A pesar de las noticias positivas, los autores del informe señalan que «….la UE solo tiene una cuota de menos del diez por ciento del mercado mundial de la energía solar, que el año pasado fue de 109 gigavatios».

Según el análisis, la trayectoria de crecimiento actual de la energía solar continuará en los próximos años, con precios más bajos de los módulos como motor de la demanda. En 2018, se constató que los precios en la UE habían caído alrededor de un 29%. Los autores del informe afirman que en el año 2022, la demanda solar anual de la UE podría alcanzar los 30 GW.

Participación de la energía solar

En conjunto, se dice que la energía solar representó el 4% de la combinación de electricidad de la UE el año pasado, siendo Italia y Grecia los países que más participación tuvieron en sus respectivos sistemas energéticos, con un porcentaje de alrededor del 9% y el 7%, respectivamente.

Irlanda, Finlandia, Polonia, Suecia, Croacia y Hungría tienen los niveles más bajos de desarrollo solar, cada uno con una participación inferior al 1%.

En el otro extremo están España, Francia e Italia, países que  aspiran a superar los 45 GW.

«Hasta ahora, la UE ha perdido en gran medida la oportunidad de beneficiarse de los precios muy favorables de los módulos solares, lo que significa que la energía solar procedente de nuevas plantas es ahora a menudo más barata que la electricidad procedente de centrales eléctricas convencionales», afirma el analista de Agora Energiewende, Matthias Buck.

El panorama general

En cuanto a las energías renovables en su conjunto, su cuota en el sistema eléctrico de la UE creció en torno al 2 %, hasta el 32,3 % en 2018, como resultado del mayor volumen de plantas solares, eólicas y de biomasa desplegadas.

Este desarrollo, según el informe, ha desplazado a la producción de energía de hulla, especialmente en Alemania, el Reino Unido y Francia; mientras que el aumento de la producción de energía hidroeléctrica ha ayudado a reducir el consumo de gas. «En consecuencia, la generación total de carbón en la UE cayó un 6 por ciento en 2018 y fue un 30 % inferior a la de 2012», señala el informe.

Los autores del análisis también afirman que si la UE quiere alcanzar su objetivo de cubrir en 2030 alrededor del 32 % de su demanda energética con energías renovables, su cuota en el sector eléctrico debe alcanzar el 57 %, dado que la mayor parte de la electricidad necesaria para electrificar el sistema de transporte y los edificios a través de vehículos eléctricos y calefacción eléctrica será suministrada por energía eólica y solar.

El carbón y el gas, continúa el informe, son actualmente los principales responsables del reciente aumento de los precios de la electricidad en el mercado de la UE, ya que el precio del carbón aumentó un 15% el año pasado, mientras que los precios del gas aumentaron un 30%. «En consecuencia, los precios al por mayor de la electricidad aumentaron a 45-60 euros MWh a través de Europa. Este es el nivel en el que las últimas subastas de energía eólica y solar se resolvieron en Alemania», concluyen los dos grupos de expertos.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.