Las grandes plantas fotovoltaicas podrían tener un impacto climático positivo en los desiertos

Share

Las plantas solares del desierto podrían aumentar la humedad y reducir la velocidad del viento y la evaporación, según el artículo “Projected PV plants in China’s Gobi Deserts would result in lower evaporation and wind” (Las plantas fotovoltaicas proyectadas en los desiertos chinos de Gobi reducirían la evaporación y el viento), publicado recientemente por científicos del Centro Nacional del Clima de la Administración Meteorológica de China (CMA) en Solar Energy. Los investigadores afirman que los impactos climáticos locales de los parques solares podrían ser equivalentes, si no más fuertes, que los provocados por el cambio climático.

Los investigadores compararon cuantitativamente los efectos climáticos de los parques solares en los desiertos de Gobi (China) en distintos escenarios de emisiones. Se trata de la primera comparación de este tipo entre los efectos climáticos inducidos por la energía fotovoltaica y la variabilidad climática prevista.

Para las simulaciones, el equipo combinó los modelos de proyección Weather Research and Forecasting (WRF) y Coupled Model Intercomparison Project Phase 6 (CMIP6). El WRF es un sistema numérico de predicción meteorológica adecuado para diversas aplicaciones, como la predicción del tiempo y la investigación atmosférica, mientras que el CMIP6 se utiliza para proyecciones climáticas. El CMIP6 se utiliza habitualmente para comprender los cambios climáticos pasados, presentes y futuros derivados de la variabilidad natural no forzada.

“También se incluyeron observaciones meteorológicas in situ de dos centrales fotovoltaicas, situadas en Xinjiang y Qinghai (China), para validar este modelo”, declararon los académicos. “En esta parametrización, cada planta fotovoltaica a escala de servicio público se trata como un sumidero de radiación de onda corta y una fuente de flujo de calor sensible, y el flujo de calor latente se relaciona directamente con la evaporación a través del calor latente de vaporización”.

Para representar la climatología típica de verano/invierno, el equipo analizó 20 periodos quinquenales diferentes de julio y enero desde 2008 hasta 2062.

“Estos cambios favorables en la humedad, la evaporación y la velocidad del viento, como se predice en este estudio, contribuirían a mejorar las condiciones ecológicas, lo que concuerda con los informes anteriores sobre el vigoroso crecimiento de la vegetación en plantas fotovoltaicas establecidas en climas secos”, señalaron.

El estudio sugiere que la cobertura espacial de las plantas solares tiene un mayor impacto en el clima que su intensidad.

“Por lo tanto, se necesitan trabajos futuros para abordar esta cuestión mediante la realización de simulaciones a largo plazo en diferentes escenarios, y también se debe considerar la dependencia de los efectos inducidos por la energía fotovoltaica en el clima y las condiciones del suelo”, concluyeron los científicos.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

BOE: se autoriza 1,1 GW, con hibridación de eólica y FV, y una planta de 287 MW de Progressum
22 julio 2024 El Boletín Oficial del Estado de la última semana recoge anuncios correspondientes a proyectos por 1,1 GW, entre ellos tres plantas fotovoltaicas de F...