Un sistema fotovoltaico de una hilera se instala en un puente italiano

Share

El municipio italiano de San Mauro Torinese, en la región septentrional del Piamonte, ha completado la construcción de un sistema fotovoltaico longitudinal en el puente XI Settembre, construido en 2001 y uno de los dos puentes de la ciudad que cruzan el río Pò.

capacidad de 71,5 kW y suministrará energía a los edificios y parques cercanos propiedad del municipio y verterá el exceso de electricidad a la red en virtud del sistema de medición neta del país, el llamado Scambio sul posto, o in situ, un mecanismo a través del cual se valora toda la energía inyectada en la red eléctrica por el usuario.

«Un sistema fotovoltaico desarrollado a lo largo no plantea ningún problema con respecto a las cadenas de módulos o al uso de módulos e inversores; al contrario, para su mantenimiento, facilita la comprobación y reparación de la cadena en la que se ha detectado una caída de rendimiento», dijo el arquitecto del municipio, Andrea Aquini, a pv magazine. «Incluso para la sustitución de los paneles, las operaciones se simplifican significativamente en comparación con un sistema fotovoltaico con una forma más tradicional».

La instalación fotovoltaica se construyó con un ángulo de inclinación de 80 grados y un sistema de montaje especial que también tiene por objeto facilitar las operaciones de mantenimiento sin necesidad de una grúa, que en cambio se utilizó para fijar la estructura de soporte de acero galvanizado al puente mediante teselado químico. Las estructuras de montaje tienen la capacidad de orientar cada panel individual de forma diferente, tanto en el eje vertical como en el horizontal, lo que optimiza el rendimiento y proporciona una configuración estéticamente agradable.

La estructura de soporte de acero galvanizado se fijó a la estructura del puente mediante teselado químico.

Imagen: Comune di San Mauro Torinese

Las autoridades regionales concedieron la autorización para el proyecto imponiendo una arquitectura de «acordeón» para los paneles, que se colocaron a diferentes alturas para seguir el curso de los arcos del puente, evitando así que la colocación de los paneles pudiera impedir a los usuarios que pasan por el puente disfrutar de la vista hacia el sur o de la vista sobre el puente viejo y el tramo visible del río Pò .

El proyecto fue licitado por el municipio en junio y requirió una inversión total de unos 160.000 euros.

El conjunto se construyó con 220 paneles solares de color negro, con una potencia de 325 W y una tensión máxima del sistema de 1.000 V. Se espera que genere unos 74.646 kWh al año.

«Teniendo en cuenta todos los incentivos y la venta de la energía sobrante a la red en el marco de la medición neta, el tiempo de amortización del proyecto se estima en unos ocho años», declaró Aquini.

El sistema fotovoltaico tiene un diseño de «acordeón». Imagen: Ayuntamiento de San Mauro Torines

 

La estructura de montaje del conjunto Imagen: Ayuntamiento de San Mauro Torinese

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.