Grandes proyectos de energía solar y power-to-gas llegan a Finlandia

Share

La empresa finlandesa de energía EPV Energy está planeando instalar un parque solar de 80 a 100 MW en la ciudad de Lapua, en la región de Ostrobotnia del Sur, según un documento publicado por el municipio.

La central ocupará 140 hectáreas y sustituirá la producción de energía a partir de turba por la unidad EPV Bioturve Oy del grupo. La generación de energía a partir de la turba, que suministra alrededor del 4% de la electricidad de Finlandia, es más contaminante que la generación a partir del carbón y produce más del doble de emisiones de CO2 que el gas natural.

El proyecto solar planificado contará con 463.680 paneles y se conectará a la línea eléctrica de 110 kV de Lapua-Sänkiaho. No está claro si el proyecto recibirá alguna subvención o si se destinará a vender electricidad en el mercado spot o bajo los términos de un acuerdo privado de compra de energía.

El proyecto sería la mayor instalación solar en Finlandia hasta la fecha, ya que la nación tenía 205 MW de capacidad solar a finales del año pasado, según las cifras de la Agencia Internacional de Energías Renovables, la mayoría de ellas distribuidas, en instalaciones de pequeña escala.

Power-to-gas

En un desarrollo separado, la compañía marina y energética finlandesa Wärtsilä y la compañía municipal de energía Vantaa Energy han anunciado planes para construir la primera instalación Power-to-gas del país con el objetivo de producir biogás sintético «neutro en carbono» utilizando las emisiones de dióxido de carbono y la electricidad generada en una planta de conversión de residuos en energía propiedad de esta última.

Las empresas pronto comenzarán un estudio de viabilidad del proyecto. «Una vez que sea factible, las partes tienen la intención de continuar el desarrollo conjunto del proyecto hacia un proyecto piloto a escala comercial», dijo Wärtsilä. El biogás sintético producido tiene por objeto sustituir el uso de gas natural en la calefacción urbana y reducir las emisiones de dióxido de carbono de Vantaa Energy.

La importancia de vincular las redes de energía y gas para ayudar a alcanzar los objetivos de la UE en materia de cambio climático se puso de relieve recientemente en un estudio publicado por el operador del sistema de transmisión de electricidad (TSO) alemán TenneT y la empresa holandesa de infraestructura y transporte de gas natural Gasunie. En el informe se destacaba el papel que podía desempeñar la conversión de la energía eléctrica en gas para fomentar el despliegue de la generación de energía renovable, incluso para la oferta y la demanda estacionales. Los dos TSO ya están desarrollando conjuntamente una planta piloto de 100 MW de energía a gas en Baja Sajonia, en el noroeste de Alemania.