Cierra la última central eléctrica de carbón de Austria

Share

De pv magazine Alemania

El mayor proveedor de energía austriaco, Verbund, cerró el viernes de la pasada semana la planta térmica de Mellach, en el estado austriaco de Estiria. El cierre marcó el fin de la generación de energía a base de carbón en Austria, porque era la última unidad de carbón en funcionamiento en el país. Durante 34 años, la central eléctrica produjo más de 30 mil millones de kWh de electricidad y 20 mil millones de kWh de calefacción a distancia. En el futuro, se mantendrá lista para actuar como reserva, según Verbund.

«El cierre de la última central eléctrica de carbón es un paso histórico: Austria está finalmente saliendo del suministro de energía de carbón y está dando otro paso hacia la eliminación gradual de los combustibles fósiles», dijo la Ministra austriaca de Protección del Clima, Leonore Gewessler, señalando que el gobierno planea que el 100% del suministro de energía se base en energías renovables para el año 2030. «Esto también nos da independencia económica: Actualmente estamos gastando 10.000 millones de euros en importaciones de carbón, petróleo y gas.»

Las declaraciones del Ministerio de Medio Ambiente son similares. «Austria está avanzando un poco más hacia la neutralidad climática», dijo el Secretario de Estado Magnus Brunner.

Con este paso, el país puede convertirse en un modelo para otros países europeos. «La conversión del lugar en un sitio de innovación es un buen ejemplo de cómo se puede tomar el camino del mundo de la energía fósil hacia un futuro innovador y renovable», añadió Brunner.

«En el camino de la vieja a la nueva economía, Mellach sigue siendo un lugar importante para nosotros, que ofrece condiciones ideales para el desarrollo de tecnologías futuras», dijo el director general de Verbund, Wolfgang Anzengruber.

Verbund convertirá ahora a Mellach en un centro de innovación. Ya se ha establecido una planta piloto para la electrólisis a alta temperatura y la operación de celdas de combustible para la producción de hidrógeno. También se están probando sistemas de almacenamiento de baterías a gran escala para su uso como almacenamiento intermedio, por ejemplo, en estaciones de carga ultrarrápida para la electromovilidad, destacó Verbund.

Según la asociación fotovoltaica austríaca Photovoltaic Austria, el país todavía tiene «un camino muy intenso» por recorrer. «Debido a que Austria todavía produce una cuarta parte de la electricidad a partir de combustibles fósiles. Para un suministro de energía sostenible, los recursos naturales deben utilizarse mucho más», dijo Vera Immitzer, su Directora General, a pv magazine.

La capacidad fotovoltaica instalada del país debe aumentarse diez veces en los próximos 10 años para alcanzar el objetivo del 100% de electricidad verde para 2030. Según las encuestas de «Europe Beyond Coal” (“Europa más allá del carbón»), 15 países europeos ya han decidido eliminar gradualmente la generación de electricidad basada en el carbón, y 14 de ellos quieren abandonar el carbón para 2030.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.