Los módulos bifaciales se libran de los aranceles de Trump

Share

De pv magazine USA.

Los módulos solares bifaciales han sido excluidos de los aranceles de la Sección 201 según una resolución de la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR), lo que significa que ya no pagarán el 25% sobre el costo en el punto de importación a Estados Unidos.

El fallo, que se encuentra en la sección de Productos excluidos: Productos particulares de la Medida de Protección de Productos Solares, establece que los siguientes productos serán excluidos:

“(15) Paneles solares bifaciales que absorben la luz y generan electricidad por cada lado del panel y que están compuestos únicamente por en células solares bifaciales que absorben la luz y generan electricidad en cada lado de las células.”

Otros productos solicitaron la exclusión del arancel, pero en el fallo, el USTR hizo caso omiso de las afirmaciones de productos con 72 o más celdas y aquellos sin barras o líneas de cuadrícula, y sugirió que sería poco probable que se volviera a examinar la cuestión. El fallo excluye de los aranceles de la Sección 201 los paneles solares de fibra de vidrio flexible con una potencia de 250-900 W, así como los que tienen una separación superior a 10 mm entre células rellenas de película óptica.

El efecto del cambio se reducirá en los grandes proyectos con largos calendarios de construcción, pero es probable que ahora mismo haya un promotor al teléfono que vea la posibilidad de cambiar los productos que se están poniendo en un barco en alguna parte, ya que el ahorro podría ser sustancial. Un módulo que cuesta $0.25-0.35 por vatio bajo la tarifa de importación ahora ahorrará $0.06-0.09/W en EE.UU. al cambiar a bifacial. Para los desarrolladores que ven un precio global de alrededor de 1 dólar por vatio-DC, una disminución del precio del sistema en ese nivel es significativa.

Los promotores a gran escala tienen un plazo de entrega que puede durar años – por ejemplo, el Proyecto Palen Solar, en sus presentaciones ante la Oficina de Administración de Tierras, sugirió que los módulos solares tardarían 22 meses en llegar al sitio a través de más de 8.000 entregas en camión (véase la tabla anterior). Esos módulos, si la entrega hubiera comenzado este mes, ahorrarían primero un 25% hasta principios de febrero, luego un 20% y un 15%, ya que el arancel se reduce anualmente.

Dado que estos grupos ya están apostando por los seguidores de un solo eje diseñados específicamente para los módulos bifaciales, los cambios en los productos para instalaciones a gran escala podrían verse limitados, ya que el mercado ya ha cambiado hacia una mayor adopción de la tecnología bifacial.

Dado que los módulos bifaciales a menudo se pueden encontrar a un precio similar al de los paneles estándar, uno podría pensar que los desarrolladores comprarían el producto que sea más barato, incluso si la ubicación no implica que puedan aprovecharse todos los beneficios ofrecidos por la tecnología bifacial. En consecuencia, cabe esperar que se produzca una cierta canibalización del mercado de módulos estándar. Sin embargo, dicha canibalización tiene un límite. Las líneas de fabricación para ciertas clases de producto solo pueden acelerarse hasta un punto determinado. Además, los módulos bifaciales vidrio sobre vidrio no encajan tan fácilmente en la cadena de suministro de módulos estándar, ya que su estructura física requiere un hardware de instalación diferente.

Existe la posibilidad de que el cambio legal pueda ser explotado en las líneas de fabricación si Dupont es capaz de suministrar su hoja posterior transparente a los fabricantes que poseen líneas dedicadas a la venta de módulos solares estándar a Estados Unidos, ya que la mayoría de los módulos tiene cierta bifacialidad.