Una empresa húngara ofrece una batería térmica basada en PCM con una densidad energética de 30 kWh/m3

Share

La empresa Heatventors Ltd., con sede en Hungría, ha desarrollado un sistema de almacenamiento de energía térmica no inflamable que, según se informa, puede ahorrar hasta un 90% de espacio en comparación con las tecnologías de almacenamiento tradicionales o los depósitos de agua.

“Nuestra batería térmica puede almacenar energía con una alta densidad energética de 30 kWh/m3”, dijo el director ejecutivo y fundador de la compañía, Christoph Thomas, a pv magazine. “Puede integrarse en el sistema de refrigeración y calefacción de cualquier edificio por el que circule un líquido, ideal para edificios de alto consumo energético como hoteles, centros de datos, espacios comerciales, instalaciones médicas y oficinas. También es aplicable a diversos procesos como la refrigeración de vinos, la producción de cosméticos y la refrigeración de máquinas de procesamiento y hornos”.

Según el fabricante, la batería térmica también puede utilizarse en combinación con un sistema fotovoltaico, ya que puede almacenar el exceso de energía generada por los paneles solares y utilizarla cuando más se necesita. “Otra ventaja es que, incluso con fotovoltaica, podemos mantener continuamente la temperatura deseada”.

El sistema se basa en un tipo no especificado de material de cambio de fase (PCM, por sus iniciales en inglés). Los PCM pueden absorber, almacenar y liberar grandes cantidades de calor latente en rangos de temperatura definidos. Suelen utilizarse en investigación para refrigerar módulos fotovoltaicos y almacenar calor. Según se informa, la batería puede almacenar energía entre -30 ºC y 120 ºC durante un largo periodo con sólo un 1-2% de pérdida de energía al día.

Heatventors ofrece el sistema con capacidades de 10 kWh, 30 kWh y 60 kWh. Puede instalarse en interiores y exteriores y conectarse “fácilmente” a cualquier sistema de refrigeración y calefacción por líquido. “Se puede conectar a cualquier sistema si el uso final es refrigeración o calefacción, y hay un convertidor de energía que convierte la energía eléctrica”, explicó Thomas.

La empresa también afirma que el sistema tiene una vida útil prevista de más de 10.000 ciclos. “Nuestra batería puede garantizar un ahorro considerable de energía gracias a un sistema de control propio”, añadió Thomas. “Reduce los picos de consumo, hace funcionar los productores de energía con una carga parcial óptima y reduce los costes de mantenimiento”.

También explicó que la empresa trabaja actualmente en una nueva versión del sistema de 1,2 MWh. “La estructura modular de nuestra solución garantiza que se puedan satisfacer todas las necesidades de capacidad”, declaró.

“El precio depende en gran medida de los requisitos del sistema, pero la experiencia demuestra que el retorno de la inversión es de aproximadamente 3-6 años, dependiendo de los precios de la energía”, concluyó Thomas. “Actualmente tenemos más de 40 baterías instaladas en todo el mundo, en países como Hungría, Portugal, Francia, España, Italia y Omán. Nuestros principales clientes son edificios de grandes superficies, como oficinas, hoteles, centros comerciales, fábricas, centros de datos y cualquier instalación con importantes necesidades de refrigeración y calefacción”.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Luz verde a 125 MW de Ignis y construcción de 85,74 MW de Acciona en la Comunitat Valenciana
17 julio 2024 Ignis ha obtenido la autorización administrativa de construcción de Limonero Solar, 125 MW; y Acciona Energía construye los proyectos Ayora I, II y II...