Los daños meteorológicos en los activos solares superan en un 300% las expectativas de los modelos

Share

Un informe de kWh Analytics, un proveedor de seguros climáticos, publicó su 6º informe anual de Evaluación de Riesgos Solares, que proporciona una visión general basada en datos de los riesgos para los activos solares. El informe incluyó contribuciones de líderes de la industria solar en tecnología, financiación y seguros.

“Para cumplir los objetivos de despliegue de las energías renovables, hay que centrarse en el crecimiento inteligente, basándose en los datos para tomar decisiones y utilizando medidas de resistencia para proteger los activos”, afirmó Jason Kaminsky, director ejecutivo de kWh Analytics.

El informe identificó 14 riesgos a tener en cuenta en la industria solar, incluidos los riesgos relacionados con el clima extremo y los riesgos operativos. Por primera vez este año, se incluyeron los riesgos relacionados con el almacenamiento de energía en baterías. Esta noticia trata de los riesgos meteorológicos extremos, y en artículos posteriores se repasan los riesgos operativos y los relacionados con el almacenamiento.

Las hipótesis de los modelos subestiman las pérdidas por daños meteorológicos en un 300% o más
Los datos de kWh Analytics revelan que la modelización de riesgos por daños derivados de fenómenos meteorológicos se ha pasado muy por alto. Especialmente en los grandes mercados solares como California, Texas y Arizona, las pérdidas reales por fenómenos meteorológicos han sido de hasta un 300% o más de lo que han modelado los propietarios de activos.

kWh Analytics afirma que, dado que la energía fotovoltaica es una clase de activos relativamente nueva, los modelos de catástrofes naturales que se utilizan habitualmente para calcular las primas de seguros suelen basarse en estructuras indirectas para estimar las pérdidas. Según la empresa, se necesitan modelos más precisos y específicos para la energía fotovoltaica, y en los modelos de riesgo deben tenerse en cuenta las diferencias tecnológicas (como los seguidores con protección antigranizo).

El proveedor de seguros ha desarrollado nuevos modelos que aprovechan los riesgos específicos de cada ubicación, respaldados por datos del Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL, por sus iniciles en inglés), datos de pérdidas significativas e imágenes por satélite para ofrecer una evaluación de riesgos más precisa.

Buen comportamiento de los módulos tras daños importantes en las células
Las pruebas de fiabilidad de Kiwa PVEL demostraron que las células rotas por impactos como el granizo son menos catastróficas para el rendimiento de los módulos solares de lo que cabría esperar. Ningún módulo probado por PVEL perdió más de un 3% de producción tras sufrir una secuencia de estrés por granizo.

En lugar de recurrir a costosas pruebas electroluminiscentes (EL), el laboratorio recomienda a los propietarios de activos que realicen exploraciones térmicas aéreas anuales para identificar módulos agrietados que hayan desarrollado puntos calientes y corran riesgo de incendio y necesiten ser sustituidos. Los riesgos de incendio son más graves en el caso poco frecuente de que un módulo con un diodo de derivación averiado tenga células agrietadas.

Los módulos protegidos contra el granizo sólo pierden un 0,8% de potencia
Waaree descubrió que los módulos solares probados en laboratorio que se inclinan a una posición de estiba para protegerse de los impactos directos del granizo sólo pierden un 0,8% de su producción por estar en un ángulo no óptimo durante los eventos de granizo. A su vez, los módulos pudieron evitar totalmente los daños al guardarse. Estas pérdidas superan con creces la norma IEC del 5% de pérdidas por estiba.

Los costes de seguro de los proyectos solares pueden reducirse hasta un 50% invirtiendo en diseño y mantenimiento resistentes
Los datos de Alliant Power indican que los activos situados en zonas de alto riesgo pueden reducir los costes del seguro hasta en un 50% si se invierte en medidas de resistencia, como la selección de paneles termotemplados y seguidores que permitan estibar el granizo.

“Merece la pena dedicar tiempo a diferenciar el proyecto y seleccionar socios altamente cualificados en materia de riesgos y seguros”, afirma Alliant Insurance Services.

Los eventos de catástrofes naturales están en aumento, con eventos climáticos de mil millones de dólares que aumentan de un promedio de 13 por año en la década de 2010 a un promedio de 22 por año en la década de 2020, con 28 eventos climáticos de daños de mil millones de dólares que ocurrirán solo en 2023, dijo Alliant.

La probabilidad de que se produzcan daños en los activos es un 87% menor con una inclinación de 75 grados para la estiba del granizo

El desarrollador solar Longroad Energy compartió un estudio de caso en el que se evaluaron diferentes ángulos de inclinación y su impacto en la protección de los módulos frente a los impactos de granizo. El informe se basaba en datos de RETC y del proveedor de seguidores Nextracker.

En él se constataba que una inclinación de 50 grados conllevaba una probabilidad estimada de rotura del módulo del 33%, mientras que una inclinación de 60 grados tenía una probabilidad del 8%, y una inclinación de 75 grados conllevaba sólo un 1% de riesgo de rotura por granizo.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Luz verde a 125 MW de Ignis y construcción de 85,74 MW de Acciona en la Comunitat Valenciana
17 julio 2024 Ignis ha obtenido la autorización administrativa de construcción de Limonero Solar, 125 MW; y Acciona Energía construye los proyectos Ayora I, II y II...