Rumanía pone en marcha su primera planta flotante, que alimentará una central hidroeléctrica

Share

La energética rumana TMK Hydroeneregy Power, perteneciente al Grupo Evryo que, a su vez, es filial de la multinacional checa CEZ, ha puesto en marcha en colaboración con Innovation Norway el primer sistema de energía fotovoltaica flotante a gran escala de Rumanía.

Se ubica en el estanque de nenúfares del lago Grebla, en el condado de Caras Severin, junto a la central hidroeléctrica de Grebla que produce más de 1 millón de kWh de energía verde al año.

La iniciativa de 1 MW destinará su energía para el consumo interno de la hidroeléctrica. “Es un proyecto piloto que creemos que demostrará su eficacia y queremos replicarlo”, afirma Liviu Gavrila, Director General de Generación de Evryo.

Según las últimas estadísticas de IRENA, Rumanía contaba en 2023 con 1.414 MW fotovoltaicos instalados.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.