La NASA hace un descubrimiento insólito al probar células solares de perovskita en el espacio

Share

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos, más conocida como NASA, ha revelado los resultados de un experimento que llevó a cabo para evaluar el rendimiento y la durabilidad de las células solares de perovskita en la Estación Espacial Internacional.

La agencia dijo que probó un absorbedor de perovskita durante un período de 10 meses con el fin de evaluar su resistencia al vacío, las temperaturas extremas, la radiación y los factores estresantes de luz simultáneamente.

“No hay un análogo terrestre, ni una máquina que le haga todas esas locuras al mismo tiempo como la Estación Espacial Internacional”, dijo la investigadora Lyndsey McMillon-Brown.

Los científicos fijaron la película a la parte exterior de la estación espacial y la expusieron a las condiciones espaciales desde marzo de 2020 hasta enero de 2021. Después regresó a los laboratorios de la NASA en la Tierra y su estado se comparó con el de un dispositivo de referencia en tierra. El grupo de investigación afirmó que las cualidades de absorción de luz solar de la célula de perovskita que viajó al espacio se restablecieron sorprendentemente cuando fue alcanzada por la luz solar en la Tierra, mientras que la de referencia mostró una degradación más fuerte cuando se expuso a las mismas condiciones.

“La película de perovskita seguía siendo de color negro oscuro después de pasar 10 meses en la Estación Espacial Internacional, lo que demuestra que el innovador material de célula solar de su equipo es apto para su posible uso en futuras misiones espaciales”, afirma McMillon-Brown. “No sabemos con exactitud qué aspecto del entorno espacial dio a nuestra película este superpoder”.

De cara al futuro, el equipo de la NASA dijo que intentará averiguar qué partes específicas del entorno espacial transformaron la perovskita.

“No sólo sobreviven, sino que, en cierto modo, prosperan. Me encanta pensar en las aplicaciones de nuestra investigación y en que vamos a poder satisfacer las necesidades energéticas de misiones que no son factibles con las tecnologías solares actuales”, afirmó McMillon-Brown.

Los resultados confirmaron investigaciones anteriores que demostraban que la falta de humedad y oxígeno fuera de la atmósfera terrestre es en realidad beneficiosa para las células de perovskita, y que éstas podrían ser más adecuadas para funcionar en el espacio sin grandes cambios. El grupo afirma que existe un enorme potencial de mejora en términos de estabilidad y vida útil, y que el siguiente paso de la investigación será probar la célula para su funcionamiento a largo plazo en el espacio.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Luz verde a 125 MW de Ignis y construcción de 85,74 MW de Acciona en la Comunitat Valenciana
17 julio 2024 Ignis ha obtenido la autorización administrativa de construcción de Limonero Solar, 125 MW; y Acciona Energía construye los proyectos Ayora I, II y II...