Los proyectos solares permiten la biodiversidad

Share

La competencia por el terreno disponible es un tema candente en Alemania cuando se trata de conjuntos fotovoltaicos montados en tierra, pero una nueva asociación entre la empresa austríaca de energía fotovoltaica Eco-Tec y la startup alemana Meine Blumenwiese demuestra que esos proyectos pueden ser tan ecológicos como la energía que generan.

Eco-Tec planta flores en la tierra cultivable para crear nuevos hábitats para insectos y animales salvajes, a la vez que airea el suelo. Meine Blumenwiese hace entonces un mapa de la biodiversidad resultante, y asigna un código numérico a cada metro cuadrado dado. Según Eco-Tec, la energía renovable, la agricultura y la protección del medio ambiente pueden converger en la construcción de proyectos solares montados en el suelo.

La buena estructura del suelo también facilita la construcción de parques solares. El sombreado parcial y la presencia de flores reducen la evaporación de agua, lo que aumenta de manera demostrable la biodiversidad de la flora y la fauna en períodos cortos de tiempo.

«Este uso múltiple y sostenible de la tierra, por un lado para los sistemas fotovoltaicos y por otro para la agricultura, contrarresta la reducción del espacio vital y promueve la biodiversidad», afirma Eco-Tec. «Los cortadores de césped orgánicos, como las ovejas, obtienen plantas frescas de los prados como alimento».

Un informe reciente del organismo federal alemán para las nuevas energías, Bundesverband Neue Energiewirtschaft (BNE), sugería que la instalación de plantas solares montadas en tierra en terrenos abandonados podría incluso mejorar la biodiversidad, ya que esos proyectos podrían albergar comunidades ecológicas. Se ha comprobado que los parques solares son especialmente adecuados como hábitat de verano para anfibios y reptiles. Los investigadores alemanes también identificaron varias especies de aves en los sitios de los proyectos solares.

Otro documento reciente de los investigadores de la Universidad Estatal de Oregón demostró que la combinación de la energía solar y la agricultura no es solo una solución para las naciones con escasez de tierras como los Países Bajos y el Japón. De hecho, esta combinación también puede mejorar los rendimientos de algunas actividades agrícolas y de los propios paneles.

Los científicos del Centro de Investigación Conjunta de la Unión Europea recientemente compilaron un conjunto de datos completos del potencial de energía solar de los 28 estados miembros del bloque. Los datos mostraron que incluso un aumento brusco de la actual capacidad de generación solar requeriría una cantidad limitada de tierra, mucho menos que la energía eólica.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.