Una bomba de riego solar con opción de pago por uso

Share

Comet-ME, una organización sin fines de lucro israelí-palestina que proporciona energía renovable y servicios de agua limpia a comunidades no conectadas a la red, ha desarrollado una bomba de riego sumergible alimentada por la energía solar.

Según informa la empresa, la bomba solar puede suministrar 20-30 m3 por día desde un cabezal de bomba de 15-45 m de profundidad, lo cual es suficiente para el riego de parcelas pequeñas o para las necesidades domésticas diarias de pequeñas comunidades .

El dispositivo, compatible con sistemas fotovoltaicos de 300-900 W, según los requisitos de capacidad de agua y de la cabeza de la bomba, puede suministrar agua desde 45 m con tan solo 50 W de energía solar, según sus creadores. Con un peso de 12 kg, la bomba de 120 cm puede funcionar bajo radiación solar baja, a una velocidad menor, para alcanzar una mayor capacidad de flujo diario.

Comet-ME afirma que el dispositivo, que puede caber en un pozo de 4 pulgadas, puede bombear arena y agua pesada con sedimentos con alta fiabilidad durante largos períodos. “En el corazón de la bomba se encuentra un motor tubular lineal trifásico BLDC que acciona directamente un pistón a través de una acción dual”, dijo Noam Dotan, cofundador y gerente técnico de Comet-ME.

El motor se enfría por la corriente de agua dentro de la bomba y está diseñado para más de 1 kW de potencia de entrada. Según Comet-ME, puede producir hasta 400 N de empuje con menos de 600 W de entrada. Dotan ha dicho a pv magazine que el diseño está protegido por una solicitud de patente presentada a la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU., y en todo el mundo a través del Tratado de Cooperación de Patentes.

La bomba está equipada con un controlador que puede proporcionar lecturas precisas de la velocidad de flujo y puede usarse con métodos de pago como el pago por uso. El dispositivo también incluye un sistema de monitoreo que transmite los parámetros de la bomba en línea a través de la comunicación móvil.

La organización sin fines de lucro desarrolló la bomba solar en los últimos cuatro años mientras implementaba proyectos de energía renovable y agua para alrededor de 10,000 personas en Palestina.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FDA) ha recomendado el riego con energía solar para las granjas en los países en desarrollo, señalando que las tasas de riego son bajas en África subsahariana y América Latina y que un riego más efectivo podría aumentar la productividad en estas regiones.